Aspectos a tener en cuenta antes de alquilar una casa

Aspectos a tener en cuenta antes de alquilar una casa

Cuando vamos a alquilar una vivienda principalmente nos solemos fijar en lo evidente: la luz, las dimensiones, el espacio, la situación también debido a que habitualmente se suele realizar la visita de forma rápida y con un agente inmobiliario o casero por lo que no nos da tiempo a mucho más. Sin embargo hay otros detalles que obviamos cómo el buen funcionamiento de todo el menaje del hogar y que sólo podemos comprobar una vez que estamos viviendo allí. Por ello vamos a dar unos consejos imprescindibles a tener en cuenta antes de alquilar:
    Tu futuro arrendador
Es muy importante conocer a la persona con la que tendrás el vínculo contractual durante el periodo del arrendamiento. Ay de todo pero no es la primera vez que cuando surgen problemas en el funcionamiento del menaje del hogar se ponga en cuestión el mal uso por parte del arrendatario.
Es muy importante la parte no escrita basada en la confianza mutua pero si no se está de acuerdo no podemos olvidar que existe la Ley que nos ampara. 
    Todo por escrito
Es conveniente que el contrato esté siempre por escrito. Por muy buena relación que tengamos con nuestro futuro casero es preferible que todo quede recogido en el contrato de la forma más detallada posible.
Comprobar la zona dónde está la vivienda. ¿Cómo es? ¿Demasiado ruidosa? ¿Y los vecinos? Preguntar al portero y dar una vuelta por la noche o en fines de semana puede ayudar. Es bueno saber quién es el propietario. Bastará una nota simple, que puedes pedir al casero, bastará para aclarar este punto. También debes comprobar cómo está la casa, si todo funciona: los electrodomésticos, la caldera… Empezar con todo en orden ya da ciertas garantías.
    Cuál es la fianza o el aval
¿El casero deposita la fianza en el organismo correspondiente? Esto es fundamental si el inquilino entra en los tramos que permiten ayudas de las Administraciones. Es importante, tanto para el casero como inquilino, a la hora de hacer la declaración de la renta.

    Duración del alquiler
Si la idea es un alquiler a largo plazo, hay que hablar con el casero para conocer la disponibilidad del piso. El final del contrato de alquiler será establecido entre el propietario y el o los inquilinos, siempre respetando que el inquilino debe tener asegurado el periodo mínimo que marca la ley. 
     Mantenimiento de las instalaciones
La mayoría de los conflictos de los contratos de arrendamiento se generan cuando algún aparato o instalación se estropea en la vivienda. La Ley exige al propietario hacer las reparaciones necesarias para preservar y conservar la habitabilidad, excepto si las causas de ese deterioro son imputables al inquilino, o se derivan de un desgaste por el uso ordinario. Y es aquí donde puede surgir la polémica.
Por eso es importante conocer en qué situación están los aparatos de la vivienda (caldera, frigorífico, horno, aire acondicionado etc). Si antes de firmar el contrato solicitamos la información del año de compra ó puesta en funcionamiento de los electrodomésticos, así como los partes de mantenimiento de las instalaciones. 
    Contratos de suministros
¿Están dados de alta? Lo ideal es que estén a nombre del propietario y que el inquilino pague los gastos, facilitando su cuenta para domiciliar los mismos. O, si esto no es posible, que se cambie la titularidad.  El contrato de arrendamiento debe reflejar quién asumirá los suministros básicos de la vivienda como la luz, gas o agua, que por norma general son a cargo del arrendatario.  Si bien pocas personas toman la precaución de revisar, con anterioridad a la firma del contrato, los importes reales de estos servicios, ya que habitualmente sólo se facilita una cifra aproximada.

     El estado del edificio
Los gastos de servicios y mantenimiento de los elementos comunes del inmueble suelen ir a cargo del propietario.
     El tipo de ambiente
Cuando realizamos la visita también nos fijamos en el ambiente del barrio, la gente que pasea, y los servicios que la rodean (autobuses, supermercados, parques, restaurantes etc). Sin embargo según el horario esto puede cambiar mucho. Hay zonas que parecen tranquilas durante el día pero que despiertan por la noche, y también distritos muy rodeados de oficinas que durante la jornada laboral están llenos de servicios.
Existen diferentes tipos de comunidades de vecinos. Dependiendo del tipo de persona que seas, y la fase de tu vida en la que te encuentres, te podrá interesar un tipo de comunidad u otra.
    Tus vecinos
Hay vecinos y vecinos y hay que analizar qué tipo de vecindario nos rodea. Si eres una persona sensible a los ruidos, si hay niños estudiantes en las viviendas colindantes porque la vivienda que alquilemos será nuestro hogar durante un tiempo, y quizás se convierta en algo mucho más duradero de lo planeado.
    ¿Qué incluye el precio del alquiler?
Es necesario especificar mensualidad, día y forma de pago ¿Quién paga la comunidad, el IBI o el impuesto de basuras, si lo hubiera? Como esto es una decisión entre las partes, hay que ocuparse de que quede claro en el contrato de alquiler.
    Revisión de la renta
Subidas del alquiler, cuándo y qué se tiene en cuenta. Lo normal es el IPC, pero también hay un índice de alquileres. Ambos se pueden ver en el INE.
    Indemnización por dejar el piso
Según la Ley de arrendamientos Urbanos, el inquilino tiene derecho a dejar el piso en cualquier momento tras los 6 primeros meses de ocupación, sin pagar indemnización. Eso sí, debe avisar al propietario con 30 días de antelación. Pero el propietario puede fijar en el contrato una cantidad como indemnización. De ahí que sea tan importante leerse en profundidad el contrato y ver si existe esta cláusula o no.
    El uso del inmueble
En el contrato se dejará indicado claramente qué uso tiene permitido el inquilino. Por ejemplo, si es un alquiler de vivienda habitual, es probable que haya una cláusula por la que se impide convertir esa vivienda en un despacho u oficina. También se marcará si está permitido subarrendar, lo mismo sería aplicable si el inquilino desea tener mascotas.
    El inventario
En el caso de entrar en un piso amueblado, es importante que el contrato cuente con un anexo en el que se especifiquen todos los enseres y otros elementos que haya en la vivienda, apuntando también su estado, para evitar reclamaciones posteriores.

Publicado el:

Categoría: Economía y Vivienda

Deja un comentario

Necesitas estar registrado para comentar. Registrarse