¿Quieres comprarte una vivienda de vacaciones? ¿Qué debes tener en cuenta?

¿Quieres comprarte una vivienda de vacaciones? ¿Qué debes tener en cuenta?

El sueño de muchas personas es comprarse una segunda residencia vacacional, pero antes de tomar esta decisión debemos de valorar diferentes aspectos a tener en cuenta antes de comprar:

Estudiar tus posibilidades

Se supone que si te planteas comprar una segunda residencia es porque dispones de presupuesto necesario para hacer frente al pago inicial pero ¿Qué inversión hipotecaria estas dispuesto a asumir?, ¿Con qué objetivo quieres comprar una segunda residencia?, plantearnos estas cuestiones son vitales sobre todo si pensamos en los beneficios que puede generar una residencia vacacional en régimen de alquiler o en una futura venta.

Otra cuestión a tener en cuenta es si quieres comprar obra nueva o de segunda mano, aunque lo más habitual es decantarse por la segunda opción para ahorrar costes.

Elegir la mejor zona

Lo difícil es encontrar un buen inmueble en una zona de venta solicitada a un precio asequible, por lo que hay que estar muy pendiente de las ofertas del mercado en zonas de alto interés.

Algunas provincias españolas como Alicante, Málaga, Tarragona, Las Palmas de Gran Canaria, Baleares, Galicia, Huelva, Cantabria o Cádiz se consideran una buena alternativa para invertir en residencia vacacional por ser destinos turísticos con una alta demanda prácticamente durante todo el año. 

Solicitar asesoramiento inmobiliario

Si no tienes tiempo y tienes presupuesto puedes acudir a un asesor inmobiliario, el cual te facilitará la búsqueda y podrá encontrarte el inmueble que buscas en poco tiempo y acorde a tus gustos, necesidades y presupuesto.

Gastos fijos del inmueble

Has de tener en cuenta que un inmueble tiene gastos fijos durante todo el año, IBI, Comunidad, Seguro. Conocer estos costes te evitará sorpresas inesperadas. En casos de reforma se ha de disponer del certificado de eficiencia energética otro gasto con el que has contar.

Si compras como inversión de futuro

Es decir, si compras para luego vender y rentabilizar las ganancias o por el contrario si compras para alquilar. En este caso se puede alquilar durante todo el año o sólo para determinados periodos de verano;

  • Si alquilas durante todo el año, la rentabilidad es menor pero los ingresos son fijos y por lo tanto seguros. 
  • Si alquilas solo en verano, estarás expuesto a la oferta demanda, aunque también puedes ganar más dinero en temporada alta. Normalmente, si has pedido una hipoteca para comprar la casa de vacaciones, contar con unos ingresos fijos puede ser una forma de cubrir gastos como la cuota del préstamo. 

 

Publicado el:

Categoría: Economía y Vivienda

Deja un comentario

Necesitas estar registrado para comentar. Registrarse