¿Cómo obtener mejores fotografías de inmuebles?

¿Cómo obtener mejores fotografías de inmuebles?

El principal objetivo de obtener buenas fotografías inmobiliarias es llamar la atención del cliente y que tenga un buen recuerdo de la vivienda que ha visto a través de las imágenes, por eso, la imagen cobra un importante papel.

Unas buenas fotografías diferenciarán a tu agencia y le otorgará más profesionalidad.

En este artículo vemos los principales conceptos a tener en cuenta:

 

Resolución y peso de la imagen.

La resolución de la imagen es el número de píxeles e indica la cantidad de detalle. La calidad media de 3 MB es suficiente para la publicación en internet y la impresión de cartelería para escaparate.

 

Fotografías horizontales.

Las fotografías deben ser horizontales o panorámicas. De esta forma, obtendremos una mayor sensación de amplitud.

 

Orden, limpieza y neutralidad.

La estancia de la que vamos a tomar la fotografía debe estar ordenada y limpia, con el espacio bien organizado y despejado. Además, recomendamos que no aparezcan elementos personales en la estancia (como fotos y otros elementos).

Tampoco deben aparecer “elementos extraños” como por ejemplo, que el fotógrafo salga reflejado en los espejos accidentalmente o que la televisión esté encendida.

 

Ángulo e iluminación.

El ángulo desde donde se toma la fotografía también es muy importante. Es preferible hacerla desde una de las esquinas para obtener más dinamismo.

Asimismo, las habitaciones deben estar bien iluminadas. Mejor si se aprovecha la luz natural del día. ¡Ojo con el contraluz! Las ventanas hay que dejarlas tras nosotros o a un lado.

 

Algunos conceptos de composición.

Aprender algunas reglas básicas sobre composición nos ayudará a obtener mejores fotografías. Entre ellas encontramos conceptos como: la Regla de los tercios o la Simetría.

Veamos algunos ejemplos:

Regla de los tercios.

Consiste en dividir la imagen en 9 partes iguales mediante 2 líneas horizontales y otras dos verticales. En sus intersecciones se forman puntos de interés y es ahí donde se deben colocar los principales objetos. Esta cuadrícula se puede activar en la cámara fotográfica a la hora de tomar la fotografía o después en un programa de edición para cuadrar bien la imagen.

En la imagen hay tres puntos de interés que coinciden con objetos de la habitación (lámpara, cuadros y sofá). En el cuarto punto no hay nada. En este caso se crea una sensación de vacío. Fijémonos también cómo los objetos del primer plano no van más allá del tercio de la imagen y que la ventana casi está cuadrada en el centro.

 

Simetría.

Transmite equilibrio, como si el peso se distribuyera igualmente a ambos lados de la imagen si la dividimos por el centro.

En esta imagen vemos que el sofá y el cuadro se colocan justo en el centro y los elementos que hay a ambos lados crean el equilibrio.

 

¡Esperamos que estos conceptos básicos te ayuden a mejorar las fotografías de inmuebles!

 

 

Fuente información: Inmonews.es (http://www.inmonews.es )

Fuente de las imágenes: Pixabay.

Publicado el:

Categoría: Inmobiliaria

Deja un comentario

Necesitas estar registrado para comentar. Registrarse