¿Quejas de vecinos durante las reformas?

¿Quejas de vecinos durante las reformas?

Hacer las cosas bien desde un principio supone minimizar los problemas posteriores por reformas con tus vecinos. Avisar a la comunidad de tu intención de iniciar obras en casa es primordial. Hablar con el presidente y explícarle el tipo de reformas que necesitas hacer en la vivienda te evitará muchos inconvenientes con tus vecinos.

La Ley de la Propiedad Horizontal establece que cualquier propietario puede reformar su casa, siempre y cuando esta obra no implique la modificación y seguridad de la estructura del edificio. Respetar los derechos de los vecinos y avisar a la comunidad entra también dentro de las obligaciones del artículo 7.1.

De todas maneras, tus vecinos podrían oponerse a la ejecución de tu obra.

Solicitud de todos los permisos para la reforma.

A la hora de reformar tu vivienda necesitarás una serie de permisos que te evitarán problemas con los vecinos:

  • Infórmate en tu Ayuntamiento sobre las licencias de obra que son necesarias según el terreno de la construcción de la vivienda al que pertenece ya que cada consistorio tiene diferentes tipos de permisos según la clase de reforma a realizar en una casa. Por ejemplo, una obra que requiera la modificación de la distribución de tu casa necesitará una licencia de obra menor.
  • Contratar a un arquitecto también te evitará problemas legales. Este profesional actuará siempre respetando el Código Técnico de la Edificación (CTE). Gracias a esta figura, evitarás posibles multas por parte del Ayuntamiento, al tiempo que minimizarás los inconvenientes con la comunidad de vecinos.

¿Cómo evitar las quejas por ruido de tus vecinos?

Es muy difícil hacer una reforma sin hacer ruido.  A fin de evitar quejas por ruidos, así como una posible denuncia es fundamental que tengas en cuenta los horarios de trabajo.

La normativa dicta un horario para llevar a cabo obras en casa:

  • Días laborales: de 8 de la mañana y hasta las 21 horas. El uso de maquinaria solo se permitirá hasta las 20 horas.
  • Fines de semana o festivos: de 9.30 de la mañana y hasta las 21.30 horas.

Asimismo, necesitas tener en cuenta otros aspectos durante la reforma que tienen que ver con el nivel de ruido permitido por la legislación. Para evitar problemas por reformas con los vecinos debes prestar atención a las molestias acústicas que genere la propia obra. Durante el día (de 8 a 21 horas) los trabajos nunca deben superar el umbral de los 35 dB y por la noche (de 22 horas a 8) el de los 30 decibelios.

Respetar el horario de las obras en una comunidad es una de las claves para reducir los conflictos con los vecinos.

Suciedad causada por reformas

Otra de las quejas más habituales es la suciedad que se genera al realizar una obra. Es lógico que un proyecto de esta clase produzca suciedad ¿Qué puedes hacer?

  • Lo más adecuado es proteger con plásticos y cartones todas las zonas comunes con los vecinos.
  • Hablar con los responsables de tu reforma para que dejen todo como estaba al principio, especialmente en las zonas comunes.
  • En el caso de que tu obra produzca escombros respeta su horario de recogida. Avisa a tus vecinos de los días y la hora en que estos van a ser recogidos.

Desperfectos ¿qué hago?

Sin querer, a veces, las reformas implican perjuicios a otros. Los desperfectos son motivos de quejas por parte de los vecinos. Nuestro consejo para evitar conflictos de este tipo es contratar un seguro de obra que cubra con los daños a terceros.

Es importante que sepas que el seguro de hogar no cubre esta clase de desperfectos, ya que no están relacionados con el uso habitual de tu casa. Se trata de una excepción por obras. Un seguro adicional de construcción u obra te permitirá lidiar con esta clase de problemas.

En el momento en el que un daño se produzca hazte responsable de él. Habla con el vecino perjudicado para informarle de que pondrás solución de inmediato. Si la comunidad es consciente de que trabajas con un seguro lo más probable es que se muestren comprensivos.

Conclusión

Lo más importante es tratar de evitar problemas con los vecinos para ello es aconsejable llevar a cabo estas recomendaciones:

  • Infórmar al presidente de la comunidad de tu proyecto.
  • Solicitar todos los permisos y licencias.
  • Contratar un seguro que cubra posibles desperfectos a terceros.
  • Cumplir con los horarios de trabajo para evitar molestias por ruido.
  • Proteger y limpiar las zonas comunes.
  • Avisa de la recogida de escombros a tus vecinos.
  • Contratar a una empresa especializada en reformas integrales.

 

 

Publicado el:

Categoría: Economía y Vivienda

Deja un comentario

Necesitas estar registrado para comentar. Registrarse