¡Renueva tu dormitorio! Aquí te damos algunas ideas

¡Renueva tu dormitorio! Aquí te damos algunas ideas

¿Cuántas veces te has planteado un cambio en la decoración en la habitación de tu vivienda? El cabecero de tu cama puede ser la clave para darle personalidad al dormitorio y sin embargo es una pieza que muy pocas veces uno se plantea renovar. Pues bien, si eres una persona atrevida, hoy puede ser el día en que entres en tu dormitorio y observes el cabecero de tu cama con otros ojos. A continuación te mostramos algunas ideas de cabeceros que hemos encontrado en Habitissimo y nos han encantado, y tal vez, hagamos que cambies de opinión.

  • CABECERO DE OBRA PARA PERSONAS PRÁCTICAS Y MINIMALISTAS

En muchas ocasiones la sencillez es la clave del éxito, y esto es lo que sucede con los cabeceros de obra que son estructuras fijas que se anexionan a la pared para ser una sola cosa. Son muy prácticos e ideales para los amantes del minimalismo. Además, no pasará nunca de moda porque forman parte de la pared y, en cualquier caso, siempre puedes pintarlos.

  • CABECEROS CON SOLUCIONES DE ALMACENAJE

Estos cabeceros de cama son increíblemente prácticos para cualquier tipo de viviendas, pero sobre todo para pequeños dormitorios que necesitan aprovechar cada centímetro cuadrado. Podremos encontrar muchos modelos diferentes en el mercado aunque todos tendrán algo en común y es que permitirán almacenar aquellas cosas que deseemos tener a mano, desde libros o fotos enmarcadas hasta accesorios decorativos.

  • CABECEROS QUE DIVIDEN ESPACIOS

Si vives en un loft, un piso con mucha luz y pocas divisiones, siempre tendrás la necesidad de dividir algunos ambientes distintos como, por ejemplo la zona de la cama de la zona del baño, y esta puede ser una buena idea para hacerlo. Se trata de un cabecero que se extiende desde el suelo hasta el techo, a modo de pared divisoria. Puede ser un panel hecho de madera, pladur, aluminio… que una vez levantado, se puede revestir o decorar con papel pintado, tela u otros materiales de tu gusto.

  • CABECEROS HECHOS CON PAPEL PINTADO

Hoy en día, muchas camas se venden con una estructura sencilla de somier con paras o camapé que quiere pasar desapercibida. La idea es que el protagonismo decorativo se lo lleve la ropa de la cama o bien un gran cabecero personalizado. Recrear el cabecero de la cama con el papel pintado es una idea original y decorativa como en el caso del cabecero para dividir espacios en un loft.

  • CABECEROS DE DISEÑO Y ENVOLVENTES

Una apuesta de éxito asegurado es esta sin duda. No dejará indiferente a nadie si se trata de un cabecero que se extiende desde el somier hasta el techo, recubriendo la pared e incluso parte del techo que queda justo encima de la cama, como si la estuviera envolviendo para crear un ambiente de mayor recogimiento. Estéticamente es muy llamativo y denota cierto lujo. El revestimiento de este cabecero puede ser de madera, acolchado o el material que más te guste.

  • MESITAS DE NOCHE INTEGRADAS

Las mesitas de noche son un mueble auxiliar que nos hace la vida más cómoda y si además están integradas en el cabecero, todo resulta aún más práctico. Existen muchos modelos de mesitas integradas con el cabecero en el mercado y, aunque la mayoría son “voladas”, también podrás encontrarlas con patas.

  • CABECEROS RUSTICOS

Estamos viviendo una época con afán de recuperar lo antiguo para adaptarlo a los nuevos tiempos, son días de decorar con muebles y accesorios personalizados o hechos por nosotros mismos. El caso de los cabeceros de cama no es distinto. Hay muchas opciones para darle un aire rustico al cabecero de tu cama, pero la de recuperar puertas antiguas y decaparlas reúne todos los requisitos.

  • DISEÑOS ULTRAMODERNOS

Para los fanáticos del estilo más urbanita existe una gran variedad de cabeceros de camas que parecen extraídos de una mansión de lujo. Es una línea más masculina que le da al dormitorio un toque de modernidad con la sencillez de sus líneas.

  • CAPITONÉ: EL CLASICO QUE NUNCA FALLA

Poner un cabezal de capitoné en tu dormitorio es una apuesta segura. Podrás hacer de este efecto tan característico de los sofás vintage tipo chester un cabecero más o menos clásico en función del tejido utilizado: los modelos de piel son más modernos y los de terciopelo los más vintage.

Si estos no te han convencido siempre podrás jugar con tu imaginación y combinar varios de los estilos.

Nosotros ya nos hemos decidido. ¿Y tú ya sabes cuál es el tuyo?

 

Fuente: Habitissimo.es

Si te han gustado estas ideas tal vez te interesen los siguientes artículos:

Publicado el:

Categoría: Tendencias, diseño y hogar

Deja un comentario

Necesitas estar registrado para comentar. Registrarse